Paisajes del insomnio

Gregory Zambrano

Cinco poemas de Paisajes del insomnio

Portada Atrapasueños-4

Los gatos

(Para Violeta Rojo)

Los veo pasar / altivos

En sus pelajes señorea

la arena ardiente de Egipto

y la certeza del invierno

En sus lomos erguidos

van las tribulaciones de Jonás

y su ballena

En sus garras /el manotazo del sueño

que rasga el horizonte

En sus ojos

la agonía del sol en los ocasos

En sus pasos

el mundo que jadea

antes del goce de los cuerpos

antes del perdón

antes de la fiesta de resurrección

 

Tarde de otoño

(Para Yutaka Hosono)

 Absorto / frente a una taza de café

leo los poemas de José Watanabe

Veo pasar la gente

cada quien lleva una historia

de guerra o de amor / tal vez un sueño

El poema se posa con el sol en las espaldas

Descansa sus sueños en las nubes

lejanas / lentas / fatigadas

Los versos del joven Watanabe me acompañan

vienen espejismos / mujeres / elefantes

las miradas nostálgicas / las pesadillas

Me  sorprende su irónica sonrisa

las dudas de un viejo

eternamente joven

sabio y sosegado

Las hojas de los sauces se arremolinan

en esta tarde de otoño

tristes /indiferentes

Amo estas calles de transeúntes distraídos

Leo en sus ojos

 

La vida entera

(Homenaje a Anne Sexton)

La respiración taladra más allá de la médula

más allá de la cal de los huesos

Paso a paso desando el boulevard

busco una calle que me perturbó en el sueño

Nada hay parecido a la pared rugosa

y al jardín que olía a azahares

al muro de piedra / de conchas marinas incrustadas

Busco la calle exacta y la puerta de madera

que apareció en la playa cuando bajó la marea

Busco la bahía

pero no reconozco el horizonte

Quisiera salir del sueño

y encontrar aquella casa

quisiera recorrer sus pasadizos

subir un piso / luego el otro

reconocer los viejos armarios

las fotografías

la duela de tablillas finas que tanto cuidabas

Pero ésta es otra casa

está vaciada de vida

no hay sillas / camas / ceniceros

sólo pulula un rancio olor de algas descompuestas

tal vez los fantasmas

abuelo / padre / el niño que yo era

Una música tenue viene de otro sueño

afuera los candiles titilan

todo está oscuro aquí adentro

La calle se extiende de una a otra orilla

como la vida entera

 

Las dos orillas

(Para Andrés Rojas, “Papá chino”)

Heridos en el corazón del mismo padre

vagamos a ciegas / escuchamos cantos de sirena

murmullos / amenazas / ciega obsesión

voces de algún profeta que no cree ni en sí mismo

Hermanos recelados buscan en el fondo de la noche

un puerta hacia el paraíso

lamentan el infortunio / la sordera

no hay tierra prometida / no hay camino sobre el mar

ni peces ni pan

sólo esa voz /ese rumor  aciago llamando al odio

la resaca de tantos día sin dormir

estamos en las dos orillas /veo los rostros

la tristeza / el espanto

Hoy no reconozco a mi hermano

y sin embargo

espero que un nuevo sol traiga sus sueños /y los míos 

Volveremos a caminar / juntos

Estaremos muy despiertos cuando

la larga noche cese sus espantos

 

Silencio de miedos abisales

Todo está robado, traicionado y vendido.
El negro impulso de la muerte se cierne sobre nuestras cabezas.
De un ansia amarga están poseídos todos.
¿De dónde nos llegará la salvación?

                                                      Ana Ajmátova

 ¿Cómo saldremos de este laberinto?

¿dónde hallaremos agua y luz para el remanso? 

¿cómo decir paz en mitad del torbellino?

Viene el enjambre de ruidos infernales

viene la noche con sus sombras lacerantes

emisarios de la muerte sin rostro ni piedad

La voz se quiebra y ahoga el llanto de los niños

todo es ruido       confusión

vértigo y cristales rotos

Silencio de miedos abisales

El tiempo parece detenido pero no

las horas han pasado escondidas en sus sombras

Mi país ha visto los horrores de la guerra

las de ayer         las de hoy que dentellean

Amanece

el sol revela el horizonte

vuelve el día a clarear las esperanzas

Por encima de las llamas

y los sueños abatidos

volverán a abrazarse los hermanos

 

………………………………..

Gregory Zambrano, Paisajes del insomnio, Universidad Autónoma de Nuevo León, México, 2015. Colección “Palabra en Poesía”.